Alemania: Oktoberfest en Múnich

Aunque con un concepto similar, esta celebración se ha incorporado últimamente a numerosas fiestas populares o eventos de diversos países, entre ellos España.
Vamos a indagar esta vez desde nuestro blog en la auténtica y genuina Oktoberfest alemana.

Justo en plena celebración, estos días pueden ser la excusa perfecta para hacer una escapada a Múnich y disfrutar de este evento desde el 20 de Septiembre hasta el 5 de Octubre.

asistencia_viaje_erv_oktoberfest_cervezaOktoberfest, o Fiesta de Octubre (aunque realmente arranca en Septiembre), es el mayor festejo popular en Alemania y viene celebrándose en la ciudad bávara de Múnich desde 1810, cuando se conmemoró el matrimonio de Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo. Ambos contrayentes desearon darle a su boda un carácter eminentemente popular y fue tal el éxito, que al año siguiente el príncipe decidió volver a celebrarlo. Y así hasta ahora, salvo ocasiones concretas como las dos guerras mundiales del siglo pasado.

La fiesta, que se ubica en el “Prado de Teresa” (Theresienwiese), tiene una duración de poco más de una quincena y concentra un total de visitas que normalmente supera los 6 millones de personas. Las cervezas consumidas (récord de 7,5 millones de litros en 2011) han de ajustarse a unas condiciones establecidas por el Club Cervecero de Múnich, como por ejemplo su grado de alcohol (aprox. 6%), siendo además algo más oscuras que las cervezas habituales.

Su inicio sigue el rito anual con desfile de carros de caballos, agrupaciones folklóricas con trajes típicos y bandas de música, hasta llegar al recinto ferial donde se realiza la apertura del primer barril por parte del alcalde, quien debe competir con sus antecesores en el cargo para lograr hacerlo con el menor número de golpes. Unas salvas de cañón marcan entonces el comienzo y, a partir de ahí y hasta el primer Domingo de Octubre, lo que el cuerpo aguante… O el bolsillo: ya que el precio por jarra de litro de cerveza supera últimamente los 9 euros.

No pensemos que el Oktoberfest es sólo una festividad donde se bebe cerveza y se comen salchichas, sino que también encontraremos atracciones, montañas rusas, norias, conciertos (desde bandas de música tradicional bávara hasta conciertos de pop y rock) y desfiles que pueden disfrutar personas de todas las edades. Hay días y horas especialmente dedicados a las familias con niños, que pueden beneficiarse de atractivos descuentos. Para los más exquisitos gourmets también hay carpas donde se sirven otros tipos de especialidades: vinos, cavas, pescado, mariscos e incluso comida oriental. Como podemos ver, Oktoberfest es un festival para los cinco sentidos.

asistencia_viaje_erv_oktoberfest_munich

Y no olvidemos que Oktoberfest puede ser una muy buena excusa para conocer la tercera ciudad alemana por número de habitantes (1.250.000), que cuenta con una gran cantidad de atracciones turísticas y lugares interesantes para ver y conocer, destacando notablemente sus museos y pinacotecas, que albergan las más variadas e importantes colecciones de épocas antiguas hasta las más modernas. Están también sus imponentes palacios y monumentos, sus cuidados parques y sus detalladas iglesias, que hacen de la ciudad uno de los principales destinos turísticos de Alemania.

Anímate a visitarla, ¡seguro que no te decepciona!