Caso real de asistencia de ERV: Traumatismo lumbar en Ho Chi Minh

10/07/2014

seguro-viaje-asistencia-internacional¡Ya estamos en plena temporada de verano! Comienza a crecer el volumen de desplazamientos…y, en muchos casos, el número de problemas e incidencias que sufren los viajeros.

Nuestro departamento de asistencia lo vive muy de cerca. Son ellos los que, desde ahora hasta final de verano, atenderán el alto flujo de llamadas que se derivan de pequeños problemas e incidencias de nuestros viajeros. Demoras, pérdida del equipaje, una enfermedad inesperada en el extranjero… Las situaciones que se viven cada día en el corazón de una empresa de asistencia, son, sin duda, impredecibles.

En esta ocasión queremos compartir con vosotros otro de los casos que cada día se pueden vivir dentro de una central de asistencia a personas: Una asistencia sanitaria que requiere de un traslado médico.

La protagonista de esta historia es una asegurada de 63 años que se encontraba de vacaciones en Vietnam, donde estaba realizando un circuito con su marido.

La experiencia nos demuestra que en ocasiones el lugar menos previsible es donde ocurre algo, y éste fue el caso de nuestra asegurada…

Tras un largo día de ruta en los exteriores de Ho Chi Minh, realizando varias excursiones, fue a su regreso al hotel, dentro de las propias instalaciones, donde nuestra asegurada sufrió un accidente inesperado, y como consecuencia, un fuerte golpe en la espalda.

Tras sufrir el traumatismo, nuestra asegurada fue trasladada inmediatamente a urgencias en un hospital local, donde un especialista le realizó todas las pruebas necesarias para determinar si sufría alguna lesión. Desde Madrid, al mismo tiempo, nuestro departamento de Asistencia seguía todo el proceso a través de nuestro corresponsal local, que nos enviaba sus informes clínicos con los que el equipo médico podía valorar su tratamiento y evolución.

Tras realizar todas las pruebas necesarias se confirmaba que había sufrido un traumatismo lumbar con fractura de costillas y vértebras. Nuestro departamento, que estaba en contacto al mismo tiempo con su familia, decidía entonces organizar su repatriación a España pero, aunque las fracturas eran estables, el traslado tenía que realizarse con mucha precaución. Debía viajar tumbada, en camilla, con un colchón de vacío, y acompañada de un médico durante el traslado.

ERV comenzaba entonces a organizar su repatriación en coordinación con las compañías aéreas que cubrían la ruta. Además, nuestra central de asistencia, desplazó a un médico hasta Vietnam para organizar el traslado según las recomendaciones, viajando junto a la asegurada durante el trayecto y consiguiendo que la repatriación culminara con éxito.

A su llegada a España la asegurada fue trasladada al hospital para ser sometida a la intervención de su fractura.