Descubre Vitoria-Gasteiz, Capital Nacional de la Gastronomía en 2014


seguro_anulacion_viaje_erv_gastronomia_vitoria

14/03/2014

La capital alavesa, con casi 250.000 habitantes, se ha caracterizado siempre por ser una ciudad amable, tranquila, que sorprende gratamente cuando se conoce, superando todas las expectativas iniciales del visitante, y que, a su oferta habitual de atractivos para el turista (como los festivales internacionales de Jazz y de Magia, además de su patrimonio histórico y cultural), ofrece este año su capitalidad de la gastronomía española.

La larga tradición culinaria de la ciudad, con sus numerosos restaurantes y bares de pintxos y la cercanía de La Rioja Alavesa y sus afamados vinos, hacen que la ciudad destaque como punto de interés enogastronómico. Podemos afirmar que la Gastronomía, así con mayúscula, corre por las venas de Vitoria-Gasteiz y de sus habitantes, y no hay actividad en la ciudad que no la incluya. Recordemos que la ciudad cuenta con una extraordinaria oferta de locales de hostelería de gran calidad: 1.551 locales, de los cuales 321 son restaurantes y 1.230 son bares y cafeterías. ¿Qué otra ciudad de ese tamaño ofrece una oferta similar? Por otro lado, la ciudad cuenta con 214 sociedades gastronómicas, entidades exclusivas del País Vasco y Navarra, limitadas habitualmente a sus socios o a amigos de estos.

Sin pretender realizar una guía o listado de todos los sitios a visitar para el turista que acuda a la ciudad en los próximos meses, sí que podemos destacar las especialidades o establecimientos más sobresalientes y dejar también que nuestro instinto turista nos lleve a la “aventura” y nos haga descubrir toda la “magia gastronómica” que esconden las calles de Vitoria.

seguro_anulacion_viaje_erv_gastronomia_pinchosNuestra propuesta comienza por las afamadas rutas de poteo y pintxos del casco histórico, que conserva intacto su trazado medieval. Las especialidades habituales a degustar son el bacalao ahumado, los taquitos de pollo, las carrilleras (los carrillos del cerdo) al vino tinto, sin olvidar visitar “El Tulipán de Oro” (también llamado “La Morcillera”, por tener las mejores morcillas de Vitoria), “El 97” y el “Bar Deportivo Alavés”, con sus tortillas manchadas. En dos pasos, estamos ya en el centro de la ciudad donde no podemos dejar de visitar la cafetería “Aldama 1885”, todo un referente en pimientos, y el “Bar Amaika”, ambos con una gran variedad de pintxos y tapas de calidad. Palitos de costilla adobada, brochetas de langostino y beicon, manitas de cerdo, perretxikos (una variedad de setas) con diferentes preparaciones, son otras de las sorpresas que aguardan a seducirnos en los mostradores de bares y tascas.

Y esto es sólo el comienzo, cuando llega la hora de almorzar o cenar, ya sentados a la mesa, las sorpresas se irán sucediendo plato tras plato. El País Vasco es tierra de grandes nombres en materia culinaria. Son profesionales que han creado su particular escuela. Innovación y tradición convergen en torno a platos y cazuelas. Los restaurantes más famosos son Zaldiaran, Sagartoki (Premio 2010 Campeonato de España Tortilla de Patata), MarmitaCo, Kaskagorri, Olarizu e Ikea (“pequeña colina” en vasco, nada que ver con la empresa sueca). Si en estos establecimientos una simple y tradicional tortilla casera se convierte en un auténtico manjar, podemos imaginarnos cómo sabrán platos más elaborados a base de carnes, pescados o verduras. No obstante, la gastronomía de la capital de Euskadi no sólo se nutre de platos tradicionales. En la ciudad tenemos igualmente la posibilidad de degustar platos imaginativos y exquisitos de la llamada “nueva cocina vasca”, corriente originada ya hace unos 25 años que se basa en la cocina tradicional vasca pero incorpora aromas, ingredientes y formas de preparación de la alta cocina francesa, consiguiéndose así una síntesis de culturas y sabores. La mayoría de los cocineros que iniciaron esta corriente culinaria siguen en cabeza de esta nueva cocina, como por ejemplo Arzak y Subijana.

No podemos dejar de mencionar la sal que otorga un sabor especial a todos los pintxos y platos aquí mencionados. Procede de la localidad alavesa de Salinas de Añana, donde existe una explotación salinera formada por más de 5.000 plataformas de evaporación, que están dispuestas en terrazas construidas artesanalmente desde tiempos de los romanos con piedra, arcilla y madera. Los beneficios y la calidad de la sal de Añana son reconocidos internacionalmente desde 1851, cuando fue premiada en la Exposición Universal de Londres.

Vitoria-Gasteiz desarrollará un programa turístico específico durante el año 2014. Bajo el título de Green – Gastronomic Weekends, los visitantes de la ciudad tendrán la posibilidad de alojarse dentro de la variada oferta hotelera de la ciudad que incluye establecimientos desde una hasta cinco estrellas, así como numerosos hostales y apartamentos. Otra opción a contemplar son las casas rurales. Este tipo de alojamiento, tiene una importante representación en el término municipal de Vitoria-Gasteiz. Una alternativa que tiene una aceptación creciente gracias al atractivo que ofrece la estancia en un entorno tranquilo y rural, a pocos kilómetros de la ciudad.

Antes de abandonar la capital alavesa, la tradición nos obliga a visitar Confituras Goya, fundada en 1886. Es la pastelería vitoriana por antonomasia, con ocho locales en la ciudad, en donde destacan por su variedad y su calidad las trufas de chocolate, los turrones, las mermeladas gourmet, los históricos bombones Vasquitos y Nesquitas, las tartas, tabletas de chocolate, galletas, frutas vascas… Si el dulce no es lo nuestro, podemos optar por las numerosas tiendas delicatessen o enotecas existentes, en donde podemos adquirir un pedacito de la gastronomía alavesa para llevar a casa con nosotros: conservas, alubias pintas, trufas negras, charcutería, quesos de Idiazabal, txakolí

Vitoria-Gasteiz, su gastronomía, su hospitalidad, una ciudad por descubrir. Si todavía no la conoces, este año es tu oportunidad. Para ello te recomendamos las siguientes fechas:

El 27 de Abril, festividad de San Prudencio, patrón de Álava, cuyas fiestas habitualmente tienen un marcado carácter gastronómico que será aún mayor este año.

– Del 4 al 9 de Agosto, fiestas patronales de La Virgen Blanca, patrona de la ciudad.

Y seguro que vuelves.