Doce razones para recorrer España este verano

“Yo tengo un chiringuito, a orilla de la playa. Lo tengo muy bonito y espero que tú vayas.” A todos nos sonarán estas estrofas de la famosa canción de Georgie Dann. Los encontramos en playas y demás zonas turísticas, habitualmente con actividad estacional (veraniega) aunque prolongada ya en muchas ocasiones durante otros meses del año. Son los chiringuitos, esas construcciones antaño minimalistas y hoy algo más evolucionadas, en donde encontramos una amplia y sabrosa variedad de pescados y mariscos de la zona, regados por la españolísima sangría, y en donde también muchas veces aguantamos el “estacazo” sólo por su ubicación idónea, normalmente en primera línea de playa, y por ese relax en las formas y en la vestimenta, que nos libera de subir al hotel o apartamento después de la playa para arreglarnos y volver a salir.

DCIM101MEDIA

Chiringuito Juan y Andrea, Formentera, Baleares.

Unas veces por iniciativa del dueño y otras por obligado cumplimiento de normativas locales, el chiringuito clásico de caseta y chamizo, apoyado en tablas sobre la arena, ha ido dando paso a construcciones más estables y avanzadas que incluso, mediante cristaleras móviles o sistemas de pérgolas abatibles, permiten dar servicio no sólo durante los meses de estío, sino también en invierno. Por otro lado, la oferta gastronómica cuenta hoy en día con todas las garantías higiénico-sanitarias y con un nivel de calidad equiparable (y muchas veces superior) al de restaurantes convencionales.

Proponemos hoy a nuestros lectores un recorrido por nuestras costas, visitando algunos de los chiringuitos más famosos y degustando sus especialidades. De los más de 3.000 que podemos encontrar en nuestro país, hemos seleccionado una docena de los más conocidos. Cada uno tiene su encanto y su público, lugares distintos para todos los gustos:

seguro_viaje_erv_turismo_chiringuito

En nuestras costas existen más de 3.000 chiringuitos.

1- El Tibu-Ron, Castelldefels (Barcelona)

Nos quedaríamos cortos si clasificamos al Tibu-Ron como sólo un chiringuito. Se ha convertido en un punto de referencia de la costa catalana con riquísima comida, ambiente inigualable y diversión asegurada con actuaciones musicales, sesiones de DJs, cine al aire libre, actividades deportivas… Imprescindible probar sus mojitos y sus patatas bravas.

2- Jota’s Vistamar, Benicassim (Castellón)

Un chiringuito a pie de playa con un trato cercano y personal, que ofrece muy buena calidad. Recomendable tanto para tomar unas cañas como para comer o cenar, y por supuesto también para tomar unas copas por la noche a la orilla de la playa. Ofrece sobre todo cocina mediterránea, con una atractiva y variada carta de platos en la que destacan sobre todo las paellas.

seguro_viaje_erv_vacaciones_chiringuito

Paella de marisco, el plato más solicitado en las playas de Levante

3- El Cranc, Altea (Alicante)

Lo que empezó como un chiringuito de cangrejos hace ya más de 30 años es hoy un punto de referencia para todos los visitantes de esta villa alicantina, tanto por sus maravillosas vistas sobre una de las bahías más bonitas de nuestras costas, como por su elaborada cocina mediterránea. No podemos dejar de probar el pescado recién cogido del mar, la sepia, las gambas, sus arroces y, para rematar, el helado casero de leche merengada.

4- Juan y Andrea, Formentera (Islas Baleares)

Situado, desde hace más de 25 años, en el corazón de la más famosa playa de Formentera (y seguramente una de las más bellas del Mediterráneo): la playa de Illetes. Vistas incomparables, emplazamiento ideal rodeado de palmeras, excelente cocina del mar, pescados, mariscos, arroces, etc., en la terraza o directamente sobre la arena bajo la sombra de los toldos. Un establecimiento de gran calidad, donde los camareros, de blanco impoluto, andan descalzos sobre la arena. ¿Vestigios de la época “hippie”?

chiringuito_baleares_juanyandrea

Chiringuito Juan y Andrea, Formentera, Baleares.

5- Ayo, Nerja (Málaga)

Situado en la famosa playa de Burriana y dotado con la mejor infraestructura turística, desde 1969 el chiringuito acoge al año miles de turistas y habitantes de Nerja que no sólo degustan sus paellas, sino que disfrutan del ambiente único que allí se ofrece. Una amplia carta de platos internacionales y nacionales para todos los gustos: carnes, pescado, marisco, ensaladas y paellas gigantes hechas a fuego de leña bajo un “chambao” (como se dice aquí). Como curiosidad, mencionar que en él se rodaron algunas escenas de la ya mítica serie de televisión “Verano Azul”.

6- Las Piletas, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

Ambiente y cocina familiar cien por cien. Dos generaciones ya sirviendo una carta en donde destacan la carne con tomate, la berza, los huevos fritos con papas, las berenjenas rebozadas o, sencillamente, un buen tomate aliñado con aceite de oliva virgen. Su éxito no reside en la sofisticación. El placer de este chiringuito es poder disfrutar del olor a mar y del sabor a huerta en buena compañía, sintiéndote casi como en casa.

seguro_viaje_erv_verano_chiringuito

Los chiringuitos de Málaga, reyes en el espeto de Sardinas.

7- Bombadill, Ayamonte (Huelva)

Tradicional chiringuito de playa en Isla Canela que destaca por su excelente servicio y fabulosa cocina, destacando las famosas “sardinas al carbón”, sin olvidar los mariscos de la zona: coquinas, navajas, gambas y chocos.

8- Sinás, Raxó (Pontevedra)

Lejos del concepto tradicional, este establecimiento constituye lo que podríamos llamar la “nueva generación” de chiringuitos: con WiFi, carta de cócteles, pizzas, chill-out e incluso mantas para cuando llega la noche y con ella, el fresco característico de Galicia en las zonas cercanas al mar.

chiringuito_sinas_verano

Chiringuito Sinás en Playa de Sinás, Raxó, Pontevedra.

chiringuito_sinas_raxo_sanxenxo

Chiringuito Sinás, Raxó, Pontevedra

Ubicado en la pequeña playa de Sinas (Raxó), en 2014 fue elegido como Mejor Chiringuito de España por los usuarios de El Economista. ‘Chiringuito de Sinás’ dispone de planes especiales para las noches de verano: sardinada y churrascada en la noche de San Juan y conciertos en directo todos los sábados de los meses de Julio y Agosto…

¡Sin duda, uno de nuestros preferidos en la Ría de Pontevedra!

chiringuito_raxo_playa_de_sinas

Chiringuito en playa de Sinás, Raxó.

9- La Pandina, Llanes (Asturias)

Ubicado en la playa de San Antolín, con maravillosas vistas sobre el Cantábrico y un trato humano excelente. Con una amplia oferta de entre la que destacan sus croquetas caseras, la ensalada de queso de cabra y la sangría, que, estando donde estamos, se hace no con vino sino con sidra. Por la noche se convierte en zona chill-out donde puedes relajarte tomando cócteles y escuchando música en directo.

10- El Puntal, Santander (Cantabria)

En la fantástica playa de El Puntal, se disfrutan las mejores vistas de todo Santander. Escondido entre las dunas de arena blanca, encontramos un chiringuito de los de toda la vida: sin formalismos y ambiente de extrema cordialidad. Un aperitivo a base de quisquillas, percebes y almejas de Pedreña (el pueblo vecino) constituye el mejor preludio a un almuerzo en donde podemos elegir bonito, rape o rodaballo, o bien alguna de las carnes prietas propias de los prados cántabros.

11- Toki Alai, Ibarrangelu (Vizcaya)

En la playa de Laga, uno de los arenales más bonitos de la costa vizcaína y núcleo surfero por excelencia, encontramos este establecimiento, donde la cerveza y las sardinas son lo más solicitado. Además, podemos disfrutar de una excelente cocina de mercado con buen material y muy bien preparado, destacando el rape a la plancha.

12- El Chiringuito, Lanzarote (Islas Canarias)

Cerca de la caleta de Famara, nos ofrece una variada carta de productos típicos, pescados frescos (con papas y ensalada), unos boquerones en vinagre impresionantes, sabrosas parrilladas de pescado y pulpo con mojo. Su fama ha trascendido fronteras y ya es habitual en el circuito internacional de surfistas.

Tomar el aperitivo o comer con la familia o amigos en el chiringuito y regalarse después una reparadora siesta es, para muchos, el paradigma del disfrute estival. El nivel de seguridad y salubridad de los productos alimenticios servidos en un chiringuito es fundamental para evitar problemas de salud a los consumidores. Para ello se aplican las regulaciones más generales sobre higiene de alimentos, ya que no existe una normativa específica para estos establecimientos. Los platos y tapas de los bares playeros no son necesariamente de peor calidad o menos saludables, pero conviene elegir con criterio y componer cada día menús equilibrados. ¡Que aproveche! Y como siempre, no olvides tu seguro de viaje estas vacaciones, para estar cubierto frente a cualquier imprevisto.