Escapadas ideales para esta Navidad

seguro_equipaje_escapadas_navidad_berlin22/11/2013

Las Navidades son tiempo de celebración y de regalos, y qué mejor modo de celebrarlo que autorregalándonos ese viaje o escapada que nos merecemos por llevar todo el año trabajando duramente.

En ocasiones es difícil lograr que la familia al completo pueda coincidir (sobre todo, si nuestros hijos son ya mayores), pero vamos a intentar elegir un destino que nos permita disfrutar de una Navidad original y libre de estrés. Esta vez nuestra propuesta apunta a escapadas diferentes en las que vivir la Navidad desde su forma más tradicional hasta la más diferente.

BERLÍN

Las brillantes luces de colores y las típicas casetas de madera de los mercadillos navideños constituyen un buen atractivo para visitar cualquier ciudad al norte de los Pirineos en las próximas semanas. La tradición de los mercadillos navideños en Alemania es, seguramente, la más antigua de Europa. Hay cientos de ellos a lo largo de todo el país. Sin embargo, los que se llevan la palma son los mercadillos callejeros de Berlín, con más de 60 donde elegir y en donde seguro que encontraremos alguna pieza de nuestro interés. El del Castillo de Charlottenburg es uno de los más impresionantes, por su bello emplazamiento en los terrenos que rodean la edificación (más bien un palacio y no un castillo) y por la alegre decoración e iluminación de sus más de 150 puestos y tenderetes. En ellos predominan los de artesanía local, sobre todo con cascanueces y cajas de músicas elaborados al estilo antiguo, así como con toda la oferta culinaria del país, destacando el “Glühwein”, una bebida alcohólica a base de vino caliente con especias, que seguro nos reconforta después de varias horas de paseo al aire libre.

LAPONIA (Finlandia)

Si nos gusta el frío, qué mejor opción que ir en busca de Papá Noel allí donde tiene su residencia. Si tenemos niños, para ellos serán unas Navidades inolvidables de por vida, ya que podrán conocer en persona a Santa Claus en su “centro de operaciones” (o de logística, como se dice ahora): el Santa Claus Village, donde los sueños se hacen realidad. Además, qué mejor sensación navideña que ponernos en su piel y realizar un viaje en trineo tirado por perros Husky, o incluso por renos, como manda la tradición.

Algo interesante de las escapadas a Laponia es la flexibilidad y variedad de los paquetes turísticos ofertados, destacando la posibilidad de hacer una escapada de tan sólo un día desde el Reino Unido o cualquier otro país del norte de Europa, si tenemos limitaciones de tiempo.

SENEGAL

Si, por el contrario, deseamos pasar unos días alejados lo más posible de los tópicos navideños, la opción sería Senegal. Un país de ensueño, de gente amable y encantos naturales para desconectar de la rutina. Este país africano cuenta con seis parques nacionales y cuatro reservas naturales; un auténtico paraíso para quienes disfruten con el avistamiento de aves migratorias, con la pesca o practicando submarinismo.

La Navidad española coincide con la estación seca en Senegal, así que también podrás relajarte en sus magníficas playas. La zona más turística del país es Saly y, en la región de Casamance, se encuentra el Cabo Skiring, con las mejores playas del Oeste de África.

TAILANDIA

seguro_equipaje_escapadas_navidad_tailandiaPara una original escapada navideña, en línea con el destino anterior, desde luego Tailandia constituye toda una tentación. ¿A quién no le gusta tomar el sol a temperaturas medias de 25º C en pleno mes de Diciembre? Las numerosas islas del sur del país nos ofrecen playas de fina arena y aguas cristalinas en donde “recargar las pilas” adecuadamente para el resto de invierno que nos queda.

Y por supuesto, sumemos todos los atractivos turísticos del país: los innumerables templos budistas, la efervescente Chiang Mai en la región montañosa del norte, donde podemos conocer las tribus de la zona, siempre abiertas al comercio y la fiesta con los turistas; o la capital, Bangkok, todo un icono del sudeste asiático.

LONDRES

Y finalmente, si somos absolutamente incapaces de resistirnos a la fiebre navideña de las compras, metámonos de lleno en el espíritu consumista, introduciéndonos de pleno en el “ojo del huracán”: Londres, auténtico “territorio shopping” durante todo el año, que en estas fechas se torna más frenético, animado y atractivo si cabe. Ya sabéis: calzado cómodo, bebida energética en el bolso y… ¡que las ofertas os acompañen! Sólo pararemos para tomar Fish & Chips en un banco, y ¡de nuevo a la carga! ¡A desgastar las aceras de Oxford Street!

Es muy fácil viajar a la capital británica desde Madrid o Barcelona, existiendo una oferta muy amplia de compañías y variados precios a cualquiera de sus aeropuertos Heathrow, Gatwick o Stansted, desde los que podemos conectar con el centro en Metro o tren de cercanías.