Escapadas originales para despedir el año

seguro_viaje_erv_escapada_nochevieja_maldivasYa queda menos de un mes para decir adiós a este 2013 y muchos estaréis pensando en los planes para despedir el año. Por eso esta vez desde ERV queremos proponeros despedirlo de un modo algo más original que las tradicionales uvas y campanadas. ¿Por qué no alejarnos del bullicio y o de los planes más tradicionales buscando alguna opción novedosa? Veamos qué podemos hacer…

Una experiencia poco común puede ser la de pasar esta última noche del año en un iglú, capricho original desde luego. Además, no hace falta irse al polo, sino que aquí cerquita, en Andorra, podemos hacerlo realidad. Iglús con jacuzzi, velas,  fondue… Podemos ir solos, ¡o con toda la familia!

Si nos gusta la música clásica, el tradicional concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena puede ser otra opción interesante, aunque desde luego no es la más económica. Solo el precio de la localidad ronda los 2.500 euros, más lo que gastemos en vestimenta apropiada para tal ocasión. Desde luego una experiencia indescriptible, pero no apta para todos los bolsillos.

Como plan familiar, proponemos una inolvidable Nochevieja en Disneylandia. Las opciones: Orlando (Florida) o  París, y sin duda los protagonistas  los niños junto con los entrañables personajes de la casa Disney. Música, bailes, cabalgatas,fuegos artificiales… Creeremos estar viviendo un cuento de hadas.

seguro_viaje_erv_escapada_nochevieja_marruecos¿Y qué tal una Nochevieja en plan nómada, rellenando la cantimplora en los oasis que encontremos? Marruecos nos espera. Allí podrás vivir una fiesta al estilo árabe, en pleno desierto, saboreando la comida típica, escuchando su música tradicional, montando en dromedario y contemplando un paisaje único. ¡Y bien abrigados, pues las noches en el desierto son frías!

En plan relax total, proponemos una escapada a Maldivas, donde podremos cenar sobre una plataforma de cristal a la que seremos transportados en barco. Allí podremos tener nuestra particular e intimísima cena de Fin de Año sobre el fondo marino, con los peces nadando bajo nuestros pies mientras contemplamos el primer amanecer de Enero.

Y si ninguno de estos planes te convence y te tira más lo de siempre (campanadas, uvas y cotillón), celébralo así pero en algún lugar nuevo.  Si tienes presupuesto, viaja a las antípodas (Sydney, con su grandioso espectáculo de fuegos artificiales, es una buena opción). Recibe el 2014 antes que nadie y asegúrate  de que familiares, amigos reciban tus SMS y fotos antes del bombardeo multimedia tradicional de esa medianoche. ¡Ah! Y Feliz Año Nuevo.